21 octubre, 2007




El avión venía medio vacío, al lado del asiento vacío junto a mi, un señor gordito de bigote, se parecía de hecho al Capitan Crunch del cereal.


Recién abordamos nuestros asientos, un señor bien parecido se sentó del otro lado del pasillo junto a una señora joven que se pasaba un labello de fresa por los labios y acomodaba su falda en el asiento, unos minutos despúes, el señor le ofrecía su saco gris Armani para cubrirse las piernas por el frío, ella lo aceptó y rodeó sus piernas y cintura con él, segundos mas tarde se encontraba con su cabeza recostada en el respaldo del asiento contiguo y su mano buscaba la de su compañero.


En repetidas ocasiones la mirada del señor se topó con la mía y justo cuando ambos estaban tomados de la mano y me miró soltó a la señora rápidamente, se acomodó la corbata y prendió la luz arriba de él para ponerse a leer.


No le dí importancia al asunto y me dispuse a sentir de nuevo los oídos tapados para poder dormir, justo cuando estaba logrando abrazarme a mi sueño encendieron las luces y el piloto comenzó a decir que pronto aterrizaríamos, que abrocharamos el cinturón etc etc.


El beso de mi sueño se desvaneció y no me quedó de otra mas que respirar resignadamente. Sentí una mirada y al voltear me topé con la mirada de López Dóriga (así lo apodé por su parecido con el periodista), me preguntó si había escuchado la temperatura a la estabamos en donde aterrizaríamos y le comenté que 27°, me comentó que era raro esa temperatura para ser mediados de octubre, asentí con la cabeza y le sonreí, me dijo que él revisaba el pronóstico del tiempo en una web que se llama intellicast.com dijo que estaba muy actualizada y que proporcionaba muy buena información.


Mientras me hablaba no dejaba de mirarme muy profundo a los ojos, hasta me sentí incómoda, luego me dijo "No sabes como te pareces a mi hija"... no supe que decir, me limité a sonreir y a despedirme.




Como es canija la conciencia...

3 comentarios:

CresceNet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
EmiliTus dijo...

Será que no era su esposa? :P Jaja es malo López Dóriga

gLeN dijo...

todo parece indicar que no lo era, al menos que fuera muy penoso de que lo vieran demostrando su amor jiji...